11 mar. 2012

Titanolevytan oceanicus


El titanolevytan oceanicus (Leviatán titánico del océano) es, muy posiblemente, el mayor animal de este mundo. Alcanza los 35m de longitud sin ningún problema, incluso puede llegar a superar esta talla alcanzando los 42m de largo en los ejemplares más longevos. Esta especie crece según envejece y nunca para de crecer, así que cuanto mayor sea en edad también lo será en tamaño.

Vive en las aguas frías boreales, en las aguas templadas del Atlántico y en el Atlántico ecuatorial. También se le puede ver en mares interiores como el Mediterráneo, el Mar Negro, el Mar de Mármara y el Mar de Azov. 

Sus tonos azules difuminan su figura en el gran océano, lo que le ayuda a sobrevivir a su gran abanico de depredadores, la mayoría, aunque parezca increíble, son muy pequeños. Esta especie representa un gran festín para todos los animales del océano tanto peces como reptiles, invertebrados e incluso aves marinas.

Sus fosas nasales son muy grandes y se sitúan justo en frente de los ojos. Las fosas nasales no están comunicadas con el aparato respiratorio, sino que están conectadas con la boca y cumplen una función esencial en la alimentación de este coloso. 

Para alimentarse desencaja sus mandíbulas y absorbe todo lo que se encuentre frente a él y entre en su boca: peces, crustáceos, invertebrados, krill, zooplancton, fitoplancton y agua. Cuando tinen la boca llena la cierra y expulsa el agua por las fosas nasales. El corto trayecto entre el paladar y las fosas nasales está recubierto de una especie de pelos que dejan pasar el agua pero no el alimento.

La cópula es entre mayo y julio. Durante ese periodo todas las poblaciones de este animal emigran a aguas sudafricanas y de Madgascar. Allí los machos exhiben sus cuerpos que en la época de celo tienen tonos rojizos debido a que cuando se excitan los capilares de todo el cuerpo tiñen su piel de este color. Cuanto más rojo sea el cuerpo más sano estará el animal y más hembras querrán copular con él.

Las hembra que se vean atraídas por el animal le seguirán hasta aguas profundas donde comenzará el apareamiento. La cópula dura hasta 40minutos y durante ella el macho y la hembra se aferran con sus aletas y comienzan a emitir sonidos que indican el estado en el que se encuentran; los depredadores entenderán que es peligroso acercarse y las titanolevytanes entenderán que no deben molestar a la pareja. Cuando termina la cópula la hembra empieza su migración hasta las frías aguas de Groenlandia.

La hembra tarda tres años en alcanzar su destino. El parto transcurre diecisiete meses después de la cópula y solo nace una cría. La cría permanece desde el parto hasta que llegan de nuevo a aguas sudafricanas para reproducirse. Eso quiere decir que la cría permanece seis años con la madre, contando también cuando la hembra está preñada de ella.

Los machos, por el contrario comienzan una migración que les lleva a aguas del Caribe donde se alimentan hasta tener la suficiente grasa corporal como para volver a aguas sudafricanas. 

Los titanolevytanes son unos animales únicos porque no son ni de sangre caliente ni de sangre fría. Son de sangre templada. No necesitan absorber energía solar para estar activos pero tampoco necesitan comer regularmente, por lo que tienen lo mejor de ambos mundos. Para compensar esto necesitan grandes horas de sueño. Estos leviatanes duermen 20minutos por cada hora diaria a intervalos de tres minutos. 














No hay comentarios:

Publicar un comentario